Principal - Cultura del Incienso - Cómo se fabrica el incienso

Cultura del Incienso

Cómo se fabrica el incienso

Waza es la palabra japonesa que expresa la destreza manual de un artesano. Así también, los maestros artesanos expertos crean con esmero cada uno de nuestros inciensos, uno a uno.

Nippon Kodo, una de las principales compañías que fabrican incienso en Japón, continúa haciendo su incienso a mano casi en su totalidad, como se ha estado haciendo durante cientos de años. Las exóticas y preciadas maderas que se utilizan en dicho proceso se encuentran en las densas junglas del sudeste asiático.

En la fabricación, las gomas y resinas naturales de las maderas preciadas y los ingredientes florales se ponen en grandes cubas, donde se mezclan con otras materias primas orgánicas.

El producto resultante se pasa luego a una máquina que tiene unos agujeros por donde salen largos hilos de incienso, parecidos a los espaguetis, o bien se ponen en moldes para darles forma de conos y de espirales.

Las barritas de incienso, los conos y las espirales se cortan de manera homogénea y se colocan cuidadosa y meticulosamente en unas planchas de madera, donde se dejan secar.

De allí las planchas son transportadas a una gran habitación en donde la humedad y la temperatura son controladas de un modo ingenioso, mediante un sistema de persianas de madera y de ventanas, que permiten la cantidad justa de aire y de luz.

Allí se dejan durante varios días hasta que se hayan endurecido. Entonces se recoge, empaqueta y prepara para su transporte a los centros de distribución, grandes almacenes o tiendas especializadas en fragancias de todo el mundo.